Marcado por la herencia

Primer triunfo en TC. Juan Bautista De Benedictis, hijo del exitoso Johnny, ganó en Potrero de los Funes.

Por: 
Marcelo Maller


Fuente: SAN LUIS. ENVIADO ESPECIAL



EN FAMILIA. JUAN BAUTISTA DE BENEDICTIS FESTEJÓ AYER SU TRIUNFO EN POTRERO DE LOS FUNES JUNTO A SU PADRE, JOHNNY, SU MADRE, MÓNICA, Y SU HERMANA, DELFINA.

Lloran los De Benedictis. Se le caen las lágrimas a Juan Bautista, que a los 22 años festeja su primer triunfo en el Turismo Carretera, mientras el llanto de papá Johnny -que le hizo el motor de su Ford--, parece aún más grande. El abrazo es enorme, como la alegría familiar. Es la hora del pibe hincha de River y de Nueva Chicago que recién empieza a recorrer el camino de la victoria. Y también de su papá, el hombre que fue subcampeón de TC y un apellido ilustre y emblemático de la categoría. "El es todo", dice Johnnito. "Yo le pedía a Dios que no le pasara nada en las últimas vueltas", recordó el padre sobre el pasado inmediato, aquí en el circuito de Potrero de los Funes.

En ese abrazo que interrumpió la charla de Juan Bautista con los periodistas, había cierta revancha para el mayor de los De Benedictis. Es que el 16 de agosto de 1987, cuando este circuito sólo era ruta, y en un accidente de carrera, su auto mató a un espectador. Ahora Johnny no habla de revancha y dice que "aquella vez me fui con mucha amargura y hoy, con mucha alegría". Juan contaba un poco antes acerca de ese accidente: "Papá me contó lo que pasó media hora antes de salir a la final. Pero en ese momento no había las medidas de seguridad que hay ahora".

El pibe empezó a correr en karting a los 12 años y su primer carrera la ganó. Su padre, como ahora, fue testigo. "Venía tercero y los dos de adelante chocaron entre sí", comentó mientras una lágrima, curiosamente, le quedó colgada en la mejilla. Después el chico que nació en Necochea fue puro ascenso porque se consagró campeón en el TC Mouras y en el TC Pista en los años de su debut, hasta que llegó su primera carrera de Turismo Carrertera en febrero de 2007.

"Para mí es una alegría enorme, sobre todo porque no venía nada bien. Incluso después de Posadas pensé, no sé si en dejar, pero...", explicó el hermano de Magali, Juan, Franco y Delfina. Y afirmó que "sigo todo lo que dice mi viejo". De otro lado, con 54 años en sus espaldas, el más fierrero de la familia relató qué le dice a su hijo: "Lo aconsejo sobre todo lo que tiene que hacer debajo del auto. Arriba le freno los impulsos de joven".

Mamá Mónica también lo abrazó y cuando los espectadores vieron esa postal comenzaron a acercarse. Johnnito todavía tenía su vestimenta de piloto y la imagen de aquella vez que ganó en el TVR6 en La Plata, justamente el Día del Padre. Pero este día de sol que llegó a casi 18 grados en San Luis, ya fue superior. "Esto es más grande porque ganar en el TC es lo mejor para un piloto en Argentina", confirmó quien ayer también ganó la primera serie y cuyos espejos son Norberto Fontana y Matías Rossi.

Una curiosidad: el ganador de ayer no había competido nunca en este circuito. Ni siquiera lo había recorrido hasta el jueves pasado, cuando lo hizo en un auto particular. Y allí, pese a la invitación, papá Johnny no quiso subir. "Siempre me adapté bien a los circuitos nuevos", dijo como si la experiencia fuera su fuerte. Nada que ver porque apenas corrió en 39 carreras de TC.

"El hizo todos los esfuerzos por mí y cuando terminan las carreras se queda a arreglar el auto", dijo Juan sobre su papá, a modo de elogio. Y su progenitor mostró las diferencias entre ambos porque señaló que "era otra época. Yo era más amateur, armaba y desarmaba el auto. Juan se sube y dice 'anda o no anda'".

La sonrisa seguía dibujando marcas en ambos rostros. Y la gratitud aflorando de los labios del más pibe. "Tengo que agradecer mucho a Walter Afranco, mi chasista, porque hasta hoy el auto era una incógnita", tiró el joven debajo de su gorrita verde, tan verde como el auto que corre del Rush Team, propiedad de Alejandro Occhionero.

"No sé que pasó, no lo puedo creer", fue la frase de Juan Bautista De Benedictis ni bien bajó del auto y al mejor estilo Gastón Gaudio tras su conquista de Roland Garros.

De tal padre, al fin y al cabo, tal hijo.

www.clarin.com

 

Ciento por ciento TC


Con su primera victoria en el Turismo Carretera, Juan Bautista DeBenedictis se convirtió en el primer piloto en ganar en todas las categorías de la ACTC tras su paso exitoso por el TC Mouras y el TC Pista.

El legado de padres a hijos en el automovilismo es moneda corriente en nuestro país. Pero el Turismo Carretera, gracias a su historia, encierra una fuerte tradición que va de generación en generación. Este es el caso del apellido DeBenedictis. Johnny, referente teceísta de los años ochenta y noventa, vivió una gran emoción el domingo cuando su hijo Juan Bautista debutó como ganador en la Máxima en Potrero de los Funes.

Pese a que en un principio el subcampeón de TC en 1986, 1993 y 1994 no quería que Jonito hiciera sus pasos en el ámbito tececita, no pudo contra la pasión fierrera que ya corría por las venas de su hijo. Aunque bien vale aclarar que Juan Bautista comenzó con su vocación deportiva pasaba a través de una raqueta. “Hasta las 12 años sólo jugaba al tenis con mi vieja, Mónica Fernández, quien llegó a ser jugadora federada a nivel nacional”, le contó el de Necochea a CORSA Online.

“El bicho por el automovilismo me fue picando de a poco gracias a que acompañaba a mi viejo a las carreras. Justamente, a esa edad se me dio por correr. Mi papá nunca podía darme una mano porque estaba dedicado a lleno a su actividad. Entonces probé un karting de una categoría zonal de tierra y quedé fascinado”, recuerda.

El joven DeBenedictis dio sus primeros pasos en los campeonatos regionales de karting donde fue campeón en la Junior Zanella del Sudeste (2000), Sudam Junior Zona Atlántica (2001), Sudam Senior del Atlántico (2002) y Senior Zanella (2003). Luego de un paso por el Campeonato Bonaerense, donde fue cuarto, comenzó su etapa teceísta.


 
“A los 17 años, cuando estaba por pasar al TC Mouras, mi viejo no quería saber nada porque pensaba que no iba a poder vivir del automovilismo. Yo me quedé firme en mi postura y seguí adelante. Lo amenazaba que si no me dejaba ser piloto me iba a ser acompañante en una categoría de Fiat 600 de los zonales en la Costa Atlántica, ja, ja”, cuenta.

De esta manera, en 2005, Jonito corrió en la temporada debut del TCM donde logró cuatro triunfos y fue el primer campeón de la categoría. “Fue una experiencia muy rara porque, de un día para el otro, dejé de manejar un karting para correr en un auto muy pesado y con mucha potencia”, admite Juan Bautista quien, a esa altura, ya tenía a su viejo apoyándolo en su campaña.

En 2006 pegó el salto al TC Pista. “Ya era diferente porque estaba todos los fines de semana en el circo del TC. Tenía la posibilidad de correr ante 40 mil personas. No lo podía creer. Pensar que antes iba a hinchar los huevos con mi viejo”, comenta DeBenedictis, que obtuvo cuatro victorias y se alzó con el título de la principal promocional teceísta.

En 2007 llegó al TC. Fue un año de adaptación. Su mejor resultado fue un 11º puesto. Recién en 2008 logró su primera gran satisfacción al terminar tercero en Posadas. Ese torneo disputó las primeras fechas con el HAZ, pero luego volvió a las huestes de Walter Alifraco (con quien logró los títulos del TCM y TCP). Finalmente, terminó el campeonato corriendo para el Rush Racing, su actual escudería. Esta temporada no arrancaron bien. El equipo de Alejandro Occhionero decidió recurrir a un viejo conocido: Alifraco, que metió mano en el chasis y lo pudo hacer andar.
 

 
“En las carreras previas estaba muy amargado porque en cada fecha había que cortar el auto y armarlo de nuevo. No le encontrábamos el rumbo con mi viejo. Llegó un momento que optamos por el cambio y volvimos con Walter. Él lo modificó todo e hizo profundos cambios en la suspensión trasera. Fuimos sin probar a Potrero de los Funes, pero el auto cambió de la noche a la mañana”, explica.

Luego de 38 carreras el piloto de Necochea llegó el triunfo en el TC. Es el único caso de un piloto que sale campeón en las dos categorías menores del TC y llega a la victoria en la Máxima. “Fue la alegría más grande que tuve en mi campaña. La verdad es que es algo soñado. Todos decían que ganar en TC era muy lindo, pero lo que más me sorprendió es la repercusión que tuve”, asegura.

Claro, su celular fue testigo de esta trascendencia. “Perdí la cuenta de la cantidad de llamados y mails que tuve. En mi casilla tengo 400 mensajes sin leer. No paré de hablar por teléfono. Pero lo mejor fue la vuelta a Necochea. Hacía dos grados bajo cero y había siete kilómetros de gente festejando conmigo. Fuimos recorriendo toda la ciudad arriba de un autobomba. Me terminé acostando a las cuatro de la mañana. Descansé un poco pero me gustó ir de un lado al otro. Fue espectacular”, sostuvo Jonito.
Por estas horas, Juan Bautista recuerda a una persona muy especial: Miguel Machado. “Con él viví mi primera etapa. Fue como mi segundo papá porque me acompañó cuando mi viejo no podía hacerlo. También estuvo a su lado cuando él arrancó en los zonales”, le comentó al site el piloto de Ford.

Pero más allá de su triunfo, Juan Bautista mantiene los pies sobre la tierra. “Sigo siendo el mismo de siempre. No me cambia nada. En una semana volvés a correr y si te chocás, sos el mismo boludo de siempre. Me saqué un gran peso de encima. Sé que tuve suerte porque la carrera estaba prácticamente definida. Pero bueno, lo lamento mucho por Mariano (Werner), quien debió abandonar”, reconoce.

“Tenemos un auto para pelear. Vamos a pensar en la Copa de Oro y lo mejor es que con la victoria estamos habilitados para pelear por el 1”, expresó con cierta euforia Juan Bautista DeBenedictis. Él sabe que tuvo una bisagra en su carrera. No es para menos. Ganar en el Turismo Carretera no es algo que pase todos los días. Su padre dejó su huella en la categoría. Ahora Jonito empieza a dejar la suya.


www.corsaonline.com.ar

 

De Benedictis
 
Terminó en un gran día


Con la felicidad pintada en el rostro Juan Bautista De Benedictis, el ganador de la carrera del TC en Potrero de los Funes, señaló que "nunca había pensado en ganar" aquí pero admitió que "había algo" que le indicaba que podía ser su día.

"Realmente, no había pensado que ganaría, pero interiormente algo me decía que éste podía ser el día. Gracias a Dios se dio y estoy muy feliz. Me saqué una mochila muy grande en el TC", afirmó "Pamperito" en su momento de mayor gloria.

Luego agregó: "Cuando me pasó (Mariano) Werner me tranquilicé, me dediqué a cuidar porque tenía una fuerte vibración en una de las ruedas delanteras. Después me dijeron que el puntero se quedó, pude mantener la calma".

"Estaba resignado a salir segundo, era imposible seguirle el ritmo a Werner. Es una alegría enorme, todavía me cuesta creer que gané una final de TC, es maravilloso lo me está pasando. Realmente no la esperaba, aunque el auto se mostró siempre de muy buena forma", agregó.

Ligado a un apellido con mucha historia en el TC, De Benedictis dijo: "Es muy bueno todo esto, por los auspiciantes, por mi viejo que ha trabajado muchísimo. Le buscamos la vuelta a un año que venía muy mal para nosotros".

"En ningún momento nos sentimos ganadores, sabíamos que iba a andar bien porque el auto cuando comenzó a girar se mostró muy competitivo, pero nada más", comentó. 

 





“Me saqué una mochila muy grande"


Realmente, no había pensado que ganaría, pero interiormente algo me decía que este podía ser el día. Gracias a Dios se dio y estoy muy feliz. Me saqué una mochila muy grande en el TC", afirmó Pamperito De Benedictis en su momento de mayor gloria.

Luego agregó: "Cuando me pasó (Mariano) Werner me tranquilicé, me dediqué a cuidar porque tenía una fuerte vibración en una de las ruedas delanteras. Después me dijeron que el puntero se quedó y pude mantener la calma".

www.lacapital.com.ar





De Benedictis - La Leyenda continúa


Juan Bautista tiene 20 años y ya festejó varios títulos. El excelente trabajo de motor lo viene haciendo su padre, Johnny De Benedictis, ex corredor de TC.


Tiene alma de campeón Juan Bautista, no hay dudas. Viene festejando desde el 99´, año en el que debutó arriba de un karting y que además salió campeón. ¿Suerte de principiante? No. Siguió ganando año tras año y siempre festejó. En el 2005 le tocó debutar en autos con techo y fue campeón argentino de TCP Mouras. En el 2006 se quedó con el TC Pista.
Tiene alma de campeón el necochense, que lleva el apellido de un gran corredor como lo fue su padre, Johnny De Benedictis, hoy motorista del Ford de su hijo. "Es un orgullo llevar el apellido de mi viejo porque está muy bien visto por la gente a la que le gustan los fierros "-confesó Juan Bautista y agregó- "si bien desde un principio significó una presión a la hora de arrancar con mi campaña, después lo fui superando con los resultados. Además fue muy importante a la hora de buscar esponsors".

Tiene alma de campeón "pamperito", que es muy centrado a la hora de hablar, tal como lo es en la pista. Su serenidad y tranquilidad están jugando papeles fundamentales en su carrera. En este sentido no se parece a Johnny, quien salía a buscar las carreras a fondo, siempre arriesgando desde un principio. Quizás sea este el motivo por el cual nunca pudo festejar un campeonato. "Creo que no tuvo suerte" comentó el piloto y completó: "carreras en las que tenía que sumar puntos las corría a fondo, y eso le jugó en contra".

 

 

¿A qué considerás como un factor clave para tu carrera?
El trabajo que hace Walter Alifraco sobre el chasis, y el de mi viejo, que me da un motor bárbaro.

Es plena la confianza que le tiene a su padre, que lo hace sentir muy seguro arriba de un auto y nunca temerle a una pista. "Sólo tuve miedo cuando corría mi viejo, porque él sufría más", confesó.

¿ Tu familia, qué dice?
Siempre me apoyó. Tal vez a la hora de arrancar no estuvieron muy de acuerdo, pero una vez que debuté en el TC Mouras me siguieron siempre.


 
Sonríe, detrás de toda su cosecha de trofeos.
Tiene alma de campeón el chico de Necochea. Con el constante apoyo de la gente que lo rodea, en especial el de Johnny, Juan Bautista De Benedictis comenzó su carrera a los 13 años de edad y empezó con la cosecha de títulos: en su debut, fue campeón en la categoría Juniors Zanella.
En el año 2000 fue campeón Junior Zanella campeonato Sudeste.
Al año siguiente fue campeón de la Categoría Sudam Senior Campeonato Atlántico.
En el 2003, campeón Senior Zanella Campeonato Atlántico.
El 17 es el número de la mala suerte, y lo fue para él. Edad en la que no pudo festejar más que un 4° puesto del Campeonato Bonaerense Sudam Señor. Además fue 6° en el campeonato Argentino Sudam Senior.

Pero pronto quedaría saldado este año sin festejos, cuando en el 2005, debutó en autos con techo y fue Campeón Argentino de TCP Mouras.

A esta altura ya se percibía que no se trataba de un piloto del montón. Tiene alma de campeón el talentoso piloto, que con tan solo 20 años de edad se transformaría, inesperadamente para él, en el campeón del TC Pista 2006.

¿Cuál fue el campeonato que más festejaste?
Todos. Fueron todos muy importantes. Los de Karting porque sos chico, el TC Mouras porque fue el primero en autos grandes y el TC porque ya es otra cosa más importante. Todos se disfrutan.

¿De qué te priva, o que dejaste de hacer por el automovilismo?
Yo me crié de chico en el automovilismo, Tal vez eso me impidió disfrutar mi etapa de la adolescencia, las salidascon mis amigos, pero bueno, yo elegí esto y nadie me obligó.


De festejo Juan Bautista.
Su primera victoria en el TC Pista.
Ya se asomaba.

Tiene alma de campeón el joven de Necochea, muy querido y reconocido por la gente de su ciudad, que siempre le demostró afecto, desde que comenzó a correr en Karting: "Trato de ayudar en todo lo que puedo desde mi lugar, incluso de darle difusión, porque la gente siempre te lo retribuye".


Juan Bautista y su Ford. Levanta su pulgar el piloto, adelante, la máquina con la que compite en el TC este año.

También ha sido agasajado en una cena show que se realizó el día 3 de febrero de este año, en las instalaciones del Polideportivo Municipal "Edgardo Hugo Yelpo", con motivo del la conquista del TC Pista.

Y como si esto fuera poco, el artista Jorge Dabos, junto a un grupo de colaboradores, le realizaron un mural.
Tiene alma de campeón el corredor, que este año debutó en el TC y, aunque no arranco del todo bien (terminó 28°, en Mar de Ajó) sueña con hacer un buen papel en el campeonato.

  

¿Cómo te ves para el TC este año?
Es una categoría muy competitiva y, sin dudas, me va a costar hacerme de experiencia. Lo importante es que venimos por buen camino y es fundamental ir mejorando carrera a carrera.

Muy sereno, muy tranquilo. Sabe lo que significa llevar un apellido tan importante, como el que lleva dentro del automovilismo y no lo toma como una presión. Siente el constante apoyo de su padre y le está muy agradecido, así como a su familia y su público necochense, quien siempre le demostró afecto y lo vio festejar desde chico arriba de un karting. Quizás, ahora, lo vea festejando un buen puesto en el Turismo Carretera 2007.

Tiene alma de campeón: Juan Bautista De Benedictis.

Autor: Matías Russo

Fuente: 
http://www.autorural.com.ar/tcJuanBDeBenedictis.htm

 
 
Reportaje Juan De Benedictis

Tenía la posibilidad de pasar directamente al TC pero optó por adquirir experiencia en el TC Pista. Este año tenemos dentro de la categoría al campeón del TC Pista Mouras "Juan Bautista de Benedictis".
Sábado, se hizo de noche en Mar de Ajó, en los boxes había (como siempre) algunos movimientos, nos acercamos al box de Pamperito y efectivamente estaba ahí, con mucha buena onda empezamos a conversar y aprovechamos un poco la tranquilidad de haber terminado la jornada para comenzar con la entrevista.
STCP: Comentanos tus inicios en el automovilismo...
Pamperito: Arranqué en el año 99 en Karting, corrí en la categoría pre-junior, junior y en la senior, gané 5 campeonatos, 1 en pre-junior, 2 en junior y 2 en senior. Luego pasé al TC Pista Mouras con 17 años, corrí todo el año pasado, fue mi primer año... gané 4 carreras, 5 series, 8 poles y salí campeón, este año debuté en esta categoría en Comodoro Rivadavia
STCP: Cuáles son tus expectativas para lo que resta del año dentro de la categoría?
Pamperito: Antes de ir a correr a Comodoro me conformaba con estar décimo,  quince... para mí era bueno, después que fuí a Comodoro, ví que podíamos estar más adelante, empecé a pensar en el campeonato a partir de ahora, tratar de llegar en todas las carreras, por ejemplo hoy en las series no hice mucha resistencia con Josito porque sabía que para el campeonato el segundo puesto servía, así que bueno, estar todas las carreras entre los cinco sería espectacular o entre los diez primeros, estamos para luchar el campeonato de igual a igual, tengo que tratar de adaptarme rapidamente a los circuitos porque para mí son todos nuevos.
STCP: Cómo ves a la categoría, cuál es tu primera impresión?
Pamperito: La categoría es muy competitiva creo que nuestro auto está a la altura de los de adelante, me adapté bastante bien, eso era lo que me preocupaba un poco, me sorprendió que si no vas entre los cinco o diez primeros de adelante se hace muy áspera la carrera, creo que en la mitad del pelotón hay muchos toques innecesarios, sin sentido y que se pueden evitar.
STCP: Tenés alguna cábala?
Pamperito: Si... siempre llevo un rosario que me dió mi abuela... también tengo otra cábala que es correr siempre con el mismo calzoncillo... solo el domingo...
STCP: Apodos?
Pamperito: me han puesto Jonito, Pamperito, Avispón Verde...
STCP: Como es un día normal tuyo?
Pamperito: Me levanto a las ocho, voy al taller de mi viejo, ahí tengo la oficina, estoy toda la mañana, manejo todo el tema de las publicidades, le doy una mano a mi viejo con la administración y con los trámites, vuelvo a almorzar a la una, después estudio un rato y a las seis entro a cursar en la facultad y salgo a las diez de la noche, luego voy al gimnasio y vuelvo a mi casa.
STCP: Que carrera estás estudiando?
Pamperito: Administración de empresas.
STCP: En tus momentos libres que te gusta hacer?
Pamperito: Me gusta salir allá en Necochea con todos los amigos, ahora se me está complicando bastante por los viajes, estoy viniendo acá, el otro fin de semana en el TCP Mouras y recién ahí me queda libre un fin de semana para disfrutar un poco, pero estoy en lo que me gusta, disfruto hacer lo que hago y trato de no salir cuando vengo a correr para estar bien y con todas las pilas.
STCP: Había hasta hace un momento mucha gente en tu box...
Pamperito: Si... es mi segunda carrera en la categoría, la verdad que me sorprendió, así que creo que más placer que ir arriba de un auto de carreras es tener a toda la gente acá y tratar de atenderla tal como ellos nos vienen a ver a nosotros, para mí es un gusto estar con toda la gente.
STCP: Te ves en un futuro en el TC?
Pamperito: Si... yo creo que si, venimos haciendo las cosas despacio y tranquilos, sin apuros, después del Karting pasamos al TC Pista Mouras creyendo que se nos iba a complicar un poco, lo pude superar bien al salto y este año podíamos haber ido al TC pero optamos por el TC Pista, creo que fue acertada la decisión, estamos siendo protagonistas y sumando experiencia, conociendo todos los circuitos que es muy importante, creo que el año que viene si nos va bien ya estaríamos en el TC, sino esperaría un año más para ver si podemos pelear bien de lleno el campeonato del TC Pista, pero sin apuros, tengo muchísimos años por delante y no quiero quemar etapas innecesariamente.
STCP: Bueno, están por cerrar los boxes, muchas gracias por la buena onda y nos vemos mañana en la final.
Pamperito: Si por supuesto, dejame enviarle un saludo grande a toda la gente de Necochea que siempre nos acompaña y a toda la hinchada de Ford, también les quiero agradecer enormemente a las empresas que confían en mí y me acompañan en cada carrera, Biotécnicas Argentinas, Nitralco, Grupo Serrano, Cortamax, Escuela de Conductores Moreno, Campos y Ganados, Roberto Chiarle Seguros y Fabián Ducca Cereales.
Un saludo para toda la gente que visita el sitio.


 

 

 
Hay 1 visitantes (41 clics a subpáginas)
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
contador de visitas
contador de visitas